lunes, 21 de julio de 2008

Viaje a Japón (Nikko)

Hoy he ido a Nikko, un pueblo-ciudad al norte de Tokyo. Había leído que era un sitio bonito, pero realmente me ha encantado. Había una llovizna algo menos que ligera, casi como si las gotas, muy finas, estuvieran flotando en el aire más que cayendo, así que la temperatura ha sido muy agradable, más fresca, lo cual ha sido un cambio que me ha venido bien.
Esta es la imagen de Nikko cuando he salido de la estación:


Como se acercaba la hora de comer, mientras subía la calle principal a la zona de los templos, decidí entrar a comer a este sitio:
Hippari Dako
Me llamó la atención el cartel en español, y decidí probar. Os recomiendo a todos que vayáis. La comida realmente sabrosa, pedí unos yakitori de pollo (unas brochetas con una salsa ligera) con arroz y fideos con verduras, que estaban deliciosos.
El interior es pequeño, sólo hay tres mesas, pero es un sitio agradable. Por las paredes y el techo hay marcas de la gente que ha estado allí: tarjetas de visita, billetes de avión usados, fotos de carnet, papeles recomendando el sitio... de todo. Sobre todo los vi en inglés, español, italiano y alemán, pero había muchos y no me paré a mirarlos todos.
Por supuesto, dejé uno mío. Ya sabéis, en Nikko, Hippari Dako.

Lo cierto es que después de los últimos días, que he andado lo mío, iba sólo a pasear y relajarme, así que no hay fotos de templos ni nada, de punto turístico sólo he hecho esta:
Puente Shinkyo

Como me ha maravillado el entorno, bosque y neblina por encima incluida, he cogido varias fotos de eso, pero no las pongo por no cansar. Como muestra, esta:


Cuando me he cansado de caminar he dado la vuelta y he regresado a la estación, no sin antes entrar en una tienda donde he acabado comprando unas cosas para mis amigos. La chica de la tienda era muy simpática, además de japonés habla inglés y un poco de español, y puede que un poco de francés porque había un letrero en francés, pero no se lo pregunté. Otro día haré una entrada sobre la tienda y esta chica tan simpática, porque no quiero que mis amigos sepan lo que les llevo.

Así que, ya que no hay tienda aún, doble de curiosidades. La primera, esta máquina para hacer tarjetas de visita en la propia estación de Shinjuku. Aquí las tarjetas de visita son muy importantes para hacer negocios, así que a alguien se le acabarían olvidando.


Y la segunda, fanta de uva. Aquí seguro que es normal (la que no he visto es la de limón), pero está rica, rica. Si no fuera porque me paso el día bebiendo aquarius y Pocari Sweat (como aquarius pero sin azúcar y demás, también específico para recuperar las sales perdidas en el sudor), me aficionaría a esta.


Bueno, pues un saludo y hasta la próxima
Publicar un comentario