jueves, 10 de julio de 2008

Viaje a China (Macao)

Fuimos a Macao en una visita de un día.
Macao fue una colonia portuguesa desde mediados del XVI, y la verdad es que aún tiene un aire colonial hermoso.
Uno de los recuerdos más conmovedor de aquella visita fue en un momento que estaba caminando en un cementerio anglicano de siglos atrás, donde estaban enterrados marineros, comerciantes, contrabandistas...
Muchos habían muerto en naufragios, algunos en batallas, algunos sólo tenían una lápida, aunque el cuerpo no se hubiera encontrado. Recuerdo especialmente a uno que murió "de las fiebres del Valle Feliz". Es decir, cuando aún no sabían que aquella epidemia era de malaria.

No hice fotos en aquel cementerio, así que os pongo otras:

Esta es la fachada de San Paulo, la primera iglesia de China, de estilo portugués. Sólo queda la fachada y la zona donde estaban los cimientos, pero aún así lo que queda está bien conservado (y restaurado)



Esta foto es frente al Museo de Macao. El Museo era una fortaleza construida por los jesuitas, donde se incluía también un colegio. A la espalda del fotógrafo hay una buena vista de la ciudad, pasada la muralla con cañones del fortín.



Y por último, una de las señales de las navidades. La verdad es que Macao (como Hong Kong) tenía una temperatura mucho más parecida a la de primavera que a un invierno, así que quizá sorprenda un poco ver estos muñecos de nieve.

Publicar un comentario