jueves, 3 de julio de 2008

Un mundo pequeño

Recuerdo que hace algún tiempo un amigo me dijo que, según un estudio (a saber qué estudio sería), los conocidos de alguien se reducen a siete pasos. Esto viene a ser que si yo (por poner un ejemplo egocéntrico) conozco a un grupo de amigos A1, empiezo sumándole los amigos de los miembros de A1 (A2), luego sumo los de A2 (A3) y así hasta llegar a A7, todos los amigos de miembros de A7 ya están contenidos en A7.

La de estudios originales que hacen por ahí, ¿verdad?

El caso es que me he acordado por lo que pueden ser las casualidades de la vida. Para los que no lo sepan, estoy a ver si me conceden un puesto de becario en Tokyo (y si no, ya iré allí por mi cuenta). Miro cosas sobre Japón y entre ellos algunos blog. En particular en Nana's Diary encontré una referencia a un tal David - Flapy. Resulta que en el colegio - instituto donde fui había un chico que también se llamaba David y al que llamaban Flapy. Con curiosidad, miro el blog del susodicho. Creció en Aluche, estudió en la Complu... demasiadas casualidades. Y entonces veo la foto.

Pues sí, lo que son las casualidades. Una cadena de casualidades y acabo encontrando a un compañero (bueno, dos años y dos cursos mayor) del colegio en la otra punta del mundo.

En fin, sólo quería dejar constancia de las casualidades que andan por ahí sueltas, esperando encontrarnos.
Publicar un comentario