jueves, 28 de agosto de 2008

Otros acentos

Hoy he estado con Sara viendo cómo hacen el programa de radio en el que ella participa. Se llama "Otros acentos" y ha venido poniéndose de 12 a 1 de la noche, en Radio Exterior (de Radio Nacional)

En el programa se habla de noticias nacionales e internacionales con relación a las distintas culturas que conviven en España, y lo cierto es que me parece más interesante que los telediarios de la noche (que suelen decir lo mismo que dijo el del mediodía)

De todos modos, supongo que este tipo de curiosidad es algo que no tiene todo el mundo. Para la mayoría (por lo general, incluido yo), supongo que ya tiene suficientes cosas de las que ocuparse en su vida como para pasar una hora (a esas horas) escuchando otros puntos de vista, separados por las diferencias culturales.

Ya sé que aviso tarde porque mañana es el último programa de la temporada, pero en fin, al menos podemos hablar del ampliar puntos de vista, ¿no?

Cuanto más viajas, sobre todo cuanto más te relacionas con personas de otros países, otras culturas, etc, más ideas distintas van entrando en tu cabeza, que te ayudan a ver el día a día (tu propio país incluido) con otra perspectiva. Por decir sólo un detalle, aún no he oído hablar de otro país donde se coma y cene tan tarde como en España. Ni donde, cuando un extranjero no entiende lo que se le dice en español, en lugar de repetirlo más despacio, se le repite más alto (y esto es algo que todos los extranjeros que he conocido que han estado en España han sufrido, y a los que ha sorprendido)

Otra cosa de la que te das cuenta cuando miras a la gente en otros lugares, es que casi todo el mundo, en esencia, es igual y quiere las mismas cosas. Vivir tranquilo y no tener problemas. La mayoría también busca desarrollar su vida, su familia, su trabajo... Los detalles son lo que nos diferencia muchas veces, aunque a veces puedan ser detalles muy importantes.

De todos modos, yo sólo puedo hablar de lo que he visto en China, en Japón, y de lo que me han contado amigos americanos, o gente con la que he coincidido, a veces de casualidad, como un par de joyeros árabes o un músico israelí. En el futuro os contaré lo que veo en comparación en Corea, pero ¿qué me contáis vosotros?
Publicar un comentario