miércoles, 29 de octubre de 2008

El amor y el odio

Lo que tantas veces se había dicho, que del amor al odio hay un paso, que son parecidos, etc, ahora la ciencia parece que lo confirma. Al menos, hasta donde puede llegar la ciencia. Simplemente buscando "amor odio cerebro" se pueden encontrar varios enlaces en google, aquí hay uno.

¿Por qué hasta donde puede llegar la ciencia? Bueno, lo que quiero decir es que los experimentos a los que se refiere ese descubrimiento se basan en analizar qué zonas del cerebro se activan cuando se ven imágenes de personas a las que se odia y personas a las que se quiere.

Al parecer, la idea del estudio salió de una pregunta que se hacía el profesor Semir Zaki, director del estudio. "Porque al igual que el amor, el odio a menudo parece ser irracional y puede conducir al individuo a conductas heroicas o malvadas. ¿Cómo es posible que dos sentimientos tan opuestos conduzcan al mismo comportamiento?"

A los sujetos del experimento se les hicieron escáneres cerebrales mientras miraban fotos de personas por las que reconocían sentir un profundo odio y otras de personas neutrales (para establecer un punto de referencia) Al contrastar los resultados con otros de estudios anteriores sobre el amor romántico se vieron las semejanzas, en cuanto a actividad cerebral, de ambas emociones. El "circuito del odio" (las zonas que se activan) incluye, entre otras, zonas que también se activan cuando se genera una conducta agresiva, y otras que, se cree, son importantes en la predicción de las acciones de los demás.

¿Amar es odiar, entonces? No, claro. Aparte de las consideraciones a nivel psicológico, esos escáneres mostraron una diferencia clara entre ambas emociones. El odio desactiva una pequeña zona de la asociada en el cerebro con el juicio y el razonamiento. El amor desactiva una zona mucho mayor. Es posible que esto sea porque en el amor romántico el amante pocas veces es crítico, mientras que en el odio se usa el criterio para hacer daño a la persona odiada.

Me maravillan los estudios que se llevan a cabo hoy en día. Algunas personas pueden querer quitarles importancia diciendo que son cosas "de sentido común", que "se sabe desde siempre", pero en mi opinión, no "se sabe", "se cree", hasta que hay pruebas como las que traen estudios así.
Publicar un comentario