domingo, 10 de febrero de 2008

Elecciones

En España estamos de elecciones. Bueno, en realidad se supone que es precampaña, pero parece que lleváramos meses escuchando a los políticos decir, de forma más elaborada, que su rival hace las cosas mal y que ellos las harán bien.

Lo cierto es que hace que me duela la cabeza tanta tontería. Todos los políticos dicen de sus rivales que se equivocaron, pero ¿dónde están las propuestas concretas? Todos señalan la corrupción de sus rivales, sea directamente o a través de los medios de comunicación que les sean afines. Sin embargo, olvidan convenientemente las ovejas negras en su propio partido. No digo que todos los políticos sean unos ladrones, trepas, y aprovechados que usan la confianza de quienes les votan para embolsarse sueldos jugosos, contactos importantes, comisiones por mirar hacia uno u otro lado o acercar el ascua a la sardina de quien más le pague (en dinero o favores). No insinúo eso. Sólo digo que hay culpables de corrupción en los dos lados, y que eso me parece menos importante que la ausencia de propuestas para reparar ese problema.

En cuanto al terrorismo, con sinceridad, ambos partidos lo usan como arma política, mientras que da la impresión de que los que dirigen las asociaciones de víctimas se arriman al árbol que más sombra da. Eso al menos me parece aceptable, ya que los objetivos de las víctimas son los de buscar unas ayudas de estado a las víctimas del terrorismo y tratar de asegurarse de que se va a castigar con fuerza tanto al que mató como a los que le defienden. En cuanto al tema del terrorismo podría hablar algo más, pero de momento me voy a limitar a decir que se es demasiado blando con ellos. Los niños de la kale borroka deberían llevarse unos buenos castigos: penas de cárcel duras, multas que les borren el futuro, etc. Castigos tan duros que el coste de los daños que causan pueda pagarse con las multas de aquellos a los que atrapen. Los seres militantes en ETA y grupos similares deberían llevarse no sólo penas de cárcel sino también multas, que hipotequen su vida para proporcionar a las víctimas el pago de las ayudas de éstas. Los que apoyan a esos atrasos de la civilización que se lleven también penas de cárcel y multas. ¿Vitoreas el nombre de un etarra? Cárcel. ¿Les ayudas en su brazo político? Cárcel. ¿Te manifiestas a su favor? Reducción a manos (es un decir, me refiero a porras y pelotazos) de los antidisturbios y cárcel. Esto puede parecer dictatorial a muchos. Antes de defender a "esos inocentes" recordad que están asesinando, practicando para asesinar y apoyando a asesinos. Y los que están en la base al menos pueden tener la excusa de un bajo nivel cultural, una ingenuidad o credulidad muy por encima de lo normal y que hay otros manipulándoles, pero la parte política no puede alegar esa excusa, ya que son los que usan el miedo de la gente y manipulan sus deseos y sus creencias para ponerse en los ayuntamientos y poder cobrar comisiones para engordar sus propias cuentas.

En fin, decía que no iba a meterme con el terrorismo por el momento y voy a dejarlo aparte. Sigamos con el tema de las elecciones. Cuando se ve actuar a los políticos parece que ninguno de ellos está en la vida de verdad, que ninguno de ellos tiene problemas para pagar su casa o el colegio privado de sus hijos, o que se les ocurren ideas propagandísticas de una lamentable efectividad en el día a día. Una de las últimas que ha sonado en los telediarios era la de organizar los juegos de los niños de forma que siempre fueran parejas mixtas. Parece que no han tratado mucho con sus propios hijos: Los niños necesitan jugar. Es la forma que tienen de ejercitar la parte de su cerebro que aprende haciendo en lugar de escuchando, de desarrollar su propia socialidad, de hacer amigos, sobre todo de librarse del estrés y energía acumulados en tantas horas de clase. ¿Y ahora pretendes decirles a qué jugar, cómo y con quién? Muy bien, adelante. En los ratos en los que su inconsciente reafirma que tiene capacidad de tomar, convéncele de que no la tiene. De que no tiene capacidad de escoger qué juego le gusta o con quién le gusta estar. Y toda esa negligencia hacia las mentes de esos niños, en pos de una medallita para presentarse ante los grupos feministas como un partido preocupado por la igualdad para ambos sexos. ¿Por qué no tratar de reducir el intrusismo al mínimo? Por ejemplo, si una niña quiere jugar al fútbol y los niños no le dejan, que intervengan los profesores. Que expliquen a los niños que esa niña tiene tanto derecho como ellos a decidir a qué quiere jugar, y que ellos pueden demostrar que son mayores y responsables compartiendo su juego con ella. Sí un niño quiere jugar a la comba y sus compañeros de clase se ríen de él por juegar a un juego "de niñas", que intervengan de nuevo los profesores y les expliquen que ese niño tiene todo el derecho a decidir a qué le gusta jugar, y que, ya que no les está haciendo ningún daño, que demuestren que son mayores y responsables aceptando su decisión. Sobre todo porque aceptar que sus compañeros tienen capacidad de decisión significa que ellos tienen esa capacidad. Personalmente pienso que eso es la igualdad, igualdad de oportunidades. Lo malo es que en lo que marcan la atención los políticos y los medios de comunicación no es en las oportunidades, sino en los resultados. No pretenden que una niña pueda elegir a qué juego jugar sin que importe si es un juego considerado "de niñas" o "de niños". Lo que quieren es ver a tres niños jugando a la comba y que la mitad sean niños y la mitad niñas. Ya sé que no puedes poner a una niña y media y un niño y medio jugando a la comba, pero es por igualar los resultados, que es la supuesta preocupación. También sé que a la comba pueden jugar un número par de niños. Me pregunto qué pasará si en la clase hay 20 niños y 15 niñas. ¿Dejarán sin jugar a cinco niños por no tener pareja?

Me recuerda un poco al tema del ejército y policía en el apartado del doble baremo físico según el sexo. Supongo que cuando un ladrón sea perseguido por una mujer correrá menos o intentará pegarle con menos fuerza. Estoy de acuerdo en que las mujeres tienen el derecho a ser policías o soldados. Lo que no me parece más que discriminación es ponérselo más fácil a unos que a otros cuando las exigencias del trabajo serán las mismas para ambos. Y menos aún teniendo en cuenta que pueden estar jugándose la vida en ello. O la idea de poner el mismo número de mujeres que de hombres en la dirección de una empresa. Si no recuerdo mal, el propio presidente de IBM (o su rama en España) decía que los prejuicios son malos para el negocio. Y creo que tiene toda la razón. Una empresa se crea para ganar dinero. Buscas a los mejores para cada puesto, sea de administrativo o de dirección. Si te limitan esa búsqueda, están limitando la cantidad de dinero que ganas. Además de poner en un aprieto a todos aquellos escogidos que lo hayan sido sólo para rellenar cupo. Pero bueno, todo sea por los votos de quienes se engañan creyendo que mismo número es igualdad. Debería decir "de aquellos a los que engañan"

Todas estas decisiones, la forma de hacer política, la forma de hacer campaña electoral, etc lo que tienen en común es que son una muestra de irresponsabilidad, de intentos de manipular a las personas. Recordad que estamos hablando de personas. Cuando dos millones de personas votan a un partido y éste se comporta como se comportan los políticos españoles, están jugando con las vidas de las personas ante quienes deberían responder, es decir, todos. No sólo quienes les votan, sino todos. Es una tarea difícil, lo sé, pero si te parece demasiado difícil entonces no te metas. Es como querer salvar las vidas y operar a alguien cuando no tienes más conocimiento de anatomía que los del instituto. Sólo porque las personas no mueren, sólo porque no ven en primera persona las consecuencias de su irresponsabilidad, sólo por eso pueden autoengañarse los políticos y olvidar que están jodiendo vidas por su propia ganancia. O peor, por la de otro que le ha manipulado a él. Si no tienes capacidades para llevar la economía de un país no intentes ser ministro de economía. Igual que si no tienes capacidades para ser médico no estudies medicina. Y mucho menos la practiques sin haberla estudiado.

Es lo que veo, falta de responsabilidad. Y es algo que me molesta profundamente, el ver cómo día tras día, a base de amigos, dinero y contactos, un grupo de personas manipulan a la población de un país para conseguir ganancias personales y hacer caso omiso de la "voluntad del pueblo" que calculan con los votos. ¿Cuántas veces se aprueba una ley por los votos de un partido minoritario? Supongamos algo como esto (sobre el total de 350 escaños):
PSOE: 164 escaños
PP: 148 escaños
CiU: 10
ERC: 8
EAJ-PNV: 7 escaños
IU: 5 escaños
CC: 3
BNG: 2
CHA: 1
EA: 1
Na-Bai: 1

El PSOE quiere aprobar unas leyes determinadas. Sabe que cuenta con sus 164 votos, pero le faltan doce para tener la seguridad de sacarlo como quiere. Puede asumir que IU le dará sus votos, pero aún así le faltan 7. Podría negociar con el PP para reflejar y simular una discusión entre las dos posturas ideológicas mayoritarias, lo que implicaría cambios en las leyes pero un teórico acercamiento a lo que el ciudadano medio consideraría adecuado. O también puede decirle al PNV "tú me apoyas en esta votación y yo te apoyo en alguna cosa que te interese" A eso yo lo llamaría vender a los votantes del PP, como un 42% de la población. También lo llamaría irresponsabilidad.

De entre las dos opciones, negociar con las demás fuerzas políticas o vender a cerca de la mitad de la población, ¿cuál creéis más adecuada? Y a juzgar por lo ocurrido en los últimos años, ¿cuál creéis que ocurriría?

Por cierto, las cifras están sacadas de los resultados de las elecciones al congreso de 2004 según el periódico El Mundo tal como aparece el 10/02/2008 en esta direccion

Sabemos que van a manipularnos porque la gran mayoría de nosotros no quiere la responsabilidad de llevar un país y dejaremos que sigan ellos, pero simplemente intentad que no os engañen más de lo que os dejéis engañar.
Publicar un comentario