miércoles, 28 de septiembre de 2016

Spain is different

Mi padre me envió hace poco dos noticias interesantes, más interesantes aún por el contraste entre ellas.

Por un lado, tenemos que Holanda hizo un proyecto de ley para cobrar a los presos.
En la noticia hablan de 16 euros diarios (lo que supone unos 480€ por mes o 5840€ por año). Calculan que este pago compensaría unos 65 millones anuales de euros debidos a costes judiciales y policiales. El proyecto lo ha impulsado la coalición que está en el poder, un conjunto de liberales de derechas y socialdemócratas de izquierdas.

Es una idea que posiblemente más de uno habíamos tenido ya, pero ellos ya la han llevado a la práctica: la noticia anterior es de enero de 2014, en diciembre ya estaba en práctica. El dinero se cobra al reo de los ahorros que tuviera antes de entrar; si no tiene suficiente, se cobrará cuando tenga un sueldo. Se puede cobrar a plazos para no dificultar mucho (más) la reinserción y, además, como mucho se les cobrarán dos años, aunque la condena sea más larga.

No es el único país que lo hace: en Alemania y Dinamarca, sólo pagan los que están en regímenes abiertos, no los que están encerrados todo el día. El dinero que se saca así se destina a las víctimas de sus crímenes, a pagar costes judiciales y policiales, lo que se hace también en Noruega, Italia, Portugal, Austria y Suiza. Trabajar para la prisión te exime de la deuda.

En Estados Unidos el ejemplo está en Elko, Nevada, donde es el sheriff del condado el que ha impuesto las medidas. Se cobra algo de dinero por la comida, por visitas médicas y por lo que van necesitando (ropa, artículos de higiene, etc). Si no tienen dinero, acumulan la deuda para cuando salgan.

Hay organizaciones de derechos humanos que se quejan de eso, me pregunto en base a qué. En la declaración de derechos humanos de naciones unidas se incluyen unos cuantos, pero no parece que haya ninguno en la línea de "si una persona está castigada por sus crímenes, tiene derecho a que le mantengan las personas inocentes"

Visto ese aspecto de otros países, podemos pasar a una propuesta conjunta de un grupo de nuestro Senado, el formado por Podemos, En Común, Compromís y En Marea. La propuesta pretende "reconocer los derechos laborales de los presos". Esa idea no aparece sólo en ese periódico, que podría ser tendenciosa, sino en la propia página de Podemos.

En breve, los presos que trabajen en la prisión tienen que cobrar (al menos) el salario mínimo inter-profesional incluyendo las horas extraordinarias. Por supuesto, como trabajadores que son, también tienen que poder sindicarse. Además, una vez que termina su condena, termina también el trabajo, y entonces tienen derecho a cobrar por desempleo. Estos senadores lo ven injusto, porque ese subsidio de desempleo es menor que el de excarcelación. En mi opinión, el hecho de que haya un subsidio de excarcelación ya es motivo de queja. (¿Has sido condenado por un crimen y te dan dinero cuando se termina tu condena? ¿En serio?) También lo es que ese empleo no aparezca como tal en su vida laboral.

En España, trabajar durante tu condena todavía reduce ésta, de modo que la idea sigue significando mejorar la vida de los presos con respecto a la que tienen. En muchos casos, significa mejorar la vida de los presos con respecto a la que tenían cuando no estaban en la cárcel. ¿Es que soy el único que recuerda que la cárcel se supone que es un castigo?

70.000 presos en España, a 655€ por día, saldrían a más de 550 millones de euros por año que vamos a pagar los que no hemos roto las leyes, los que nos comportamos de forma honrada, además de lo que ya estamos pagando por el coste de sus celdas, de su comida, de su ropa, de sus estudios y el resto de cosas que necesitan, incluyendo gimnasios, piscinas y televisión. Las cárceles de España están entre las mejores de Europa, y su población, a pesar de haber disminuido en los últimos años, está un 30% por encima de la media Europea.
Cárceles más cómodas para los presos, más cantidad de presos por la misma cantidad de habitantes... ¿Soy el único que piensa que hay relación?
¿Soy el único que piensa que mejorar esas condiciones no hace más que desincentivar la honradez o incluso incentivar el crimen? Después de todo, mientras no te pillen, son todo beneficios, una vez que te pillen, te pones a trabajar y ya tienes historial laboral (oficialmente, para la Administración), reduces tu condena, tienes cama, techo, comida, entretenimiento, incluyendo la posibilidad de hacer ejercicio o sacarte unos estudios...
Añadido a las relaciones que puedes hacer con otros presos que están en "negocios" similares al que te llevó dentro, un efecto de la separación por delitos que influye en la raíz de las organizaciones criminales: el intercambio de trucos del oficio y el desarrollo de amistades/relaciones "profesionales".

Esta es sólo una de las cosas que voy a recordar en las próximas elecciones.
Publicar un comentario