domingo, 1 de febrero de 2009

Perdona

Cometí muchos errores. Demasiados. Pero creo que de los peores, porque fue la causa de los siguientes, es haber estado queriendo enamorarme, encontrar una historia de amor que diera sentido a haber estado esperando. Supongo que también tenía algo que ver una pobre autoestima, como si tener una pareja fuera a darle significado a mi vida cuando yo mismo no se lo había dado.
Sin embargo, el haber estado buscando eso me hizo dejar de lado cosas, por pensar que no tenían importancia al lado de la consecución de aquel sueño. Pero sin embargo sí la tenían. Era demasiado ingenuo para darme cuenta de que el amor no lo es todo en una persona, y traté de creerlo.
Durante los años que estuvimos juntos hubo momentos muy buenos y también momentos malos. Al final, por la acumulación de todos los malos, por la acumulación de los errores, y de los descubrimientos sobre la realidad de la vida en pareja, acabamos nuestra relación. Han pasado algunas cosas más desde entonces que me han hecho abandonar esa idea, esa búsqueda de una gran relación perfecta, y a veces pienso qué bonito sería volver a ser ingenuo como entonces y creerlo de nuevo, pero sería como reírse de un chiste que ya conoces.
Recuerdo los primeros días, cuando decías que sólo buscabas un rollo. Si ahora pudiera volver a elegir... aún con todo lo bueno que estaría dejando de lado, creo que elegiría vivir aquel rollo en lugar de estos cuatro años. No porque no aprecie lo bueno que hemos pasado, sino porque soy consciente de que mis estúpidas ilusiones fueron las semillas del daño que te he hecho.
Aún con todo, no sabría lo que sé ahora si no hubiera hecho lo que hice, así que supongo que en realidad todo fue consecuencia natural de dónde estábamos cada uno y de los pasos que íbamos dando. El resultado no habría podido ser distinto sin haber sido distintos nosotros mismos, así que quizá nuestras propias decisiones no estén en realidad más bajo nuestro control que la lluvia de una noche de otoño.
En fin, escribo esto porque, pudiera haber sido distinto o no, lamento haberme equivocado tanto y haberte hecho daño por ello. Lo siento mucho.
Publicar un comentario