lunes, 25 de agosto de 2014

Mi trabajo

Esto es lo que hago. Los que no saben hablan de magia, de palabras extrañas, de gestos raros. A la mayoría sólo les importa que sus objetos funcionen bien. A muchos de ellos les importan los cuidados que necesitan porque no quieren quedarse sin ellos; algunos piensan en el trabajo que conlleva; muy pocos se molestan en pensar qué hay dentro. "Magia", dicen, y no piensan en lo maravilloso que es.
Y sin embargo, lo que hay dentro es maravilloso. El porqué de todo es interesante, y creo que es una de las cosas que nos distingue de los animales. "El sol sale por el este y se pone por el oeste" dicen, y muchos se quedan ahí, pero el mundo avanza gracias a los que se preguntan el porqué. Y lo mismo ocurre con muchas otras cosas, claro: la forja, la carpintería, la pesca... todo tiene porqués.
Resulta que si escribes estas palabras aquí, y dibujas estos dibujos así con una aleación de cobre y oro, y conectas aquí un acumulador, cuando presionas aquí la energía del acumulador fluye por las líneas y usa los nodos para iluminar alrededor. Y no es más que un ejemplo básico, una tontería como ejercicio para aprendices. Hay formas de producir calor o absorberlo. Se pueden crear ácidos capaces de corroer metal a partir de elementos inocuos, o disolver esos ácidos de nuevo en algo inofensivo. Se pueden transmitir palabras e imágenes a miles de kilómetros de distancia y esos mismos medios son la base para transmitir a otros mundos, invisibles para el ojo desnudo, y que también podemos ver con estos mismos medios.
Antes nosotros mismos podíamos usar la palabra "Magia" para describir lo que hacíamos. Desde luego, es mucho más rápido que explicar todos los porqués a un lego, y el alcance de nuestro conocimiento termina más tarde o más temprano.
¿No? Piensa en algo que parece más sencillo. Digamos una forja, todos lo hemos visto. Coges hierro, lo calientas, le das forma a martillazos o en un molde, lo templas y ya está. Pero eso tiene mucho más de lo que parece. ¿Por qué se calienta? Porque es demasiado duro a temperatura ambiente. ¿Por qué es demasiado duro? Porque está formado por piezas minúsculas, enlazadas unas a otras, pero con una estructura, de forma similar a las vigas que sostienen el peso de una casa y le permiten sostener otro piso encima. ¿Y por qué tiene esa estructura? No lo sé. Pero ¿porqué se ablanda con el calor? Porque esos enlaces entre las piezas se alargan y pierden fuerza. ¿Por qué? Porque las piezas vibran. ¿Por qué? Porque cuando decimos que algo está caliente, lo que significa es que, aunque no lo veamos con los ojos, las piezas están vibrando. Cuando decimos que "calentamos" algo significa que hacemos que esas piezas vibren más rápido.
Ballestas con más potencia, espadas con mejor filo, escudos que desvían el fuego, armaduras que protegen de los rayos o yelmos que protegen de ataques mentales... No es más complicado, sólo es una serie distinta de porqués.
Publicar un comentario